Los celtas

La sociedad celta


La mujer en la
sociedad celta

 

 

 

 

 

 


 

 

 

LOS CELTAS

Se cree que los celtas aparecieron entre los siglos XI y VI a E.C., como grupo diferenciado de clanes y tribus.
Idioma, religión, organización social y costumbres diferían de los del sur del Mediterráneo. En general los celtas parecen tener muchas similitudes con los grupos guerreros indoeuropeos que habían ocupado el valle del Indo alrededor de un milenio antes.

Las afinidades entre los celtas y la India se pueden encontrar también en los rituales animales, en los que el espíritu del nuevo rey o reina se encarna en un toro o un caballo; en los ayunos que se hacen para obtener el perdón de una ofensa, en la posición de las mujeres y el hecho de que fueran consideradas iguales al hombre dentro de la clase guerrera; en la métrica, de los primeros poemas irlandeses y galeses; y en la estrecha relación entre maestro y discípulo, que era parte esencial de la tradición oral celta.

El término "celtas" fue acuñado durante el siglo V a.EC., ante la necesidad de algunos historiadores griegos y romanos, como Diógenes Apolonius, Posidonius y Gaius Julio César, supremo emperador de Roma, de identificar a un grupo de tribus bárbaras que habitaban los territorios centro-occidentales de Europa.

El nombre viene de Keltoi, y designaba a un pueblo intrépido, guerrero, muy dinámico y apasionado, que solo temía que se "cayera el cielo", muy proclive a la bebida y a demostraciones de exuberancia físicas, guerreras y viriles, pero con una concepción mística muy profunda, ligada a la naturaleza y con unos seres misteriosos llamados druidas, de los cuales es Julio César el primero en hablarnos de ellos.

Los celtas se organizaban en forma de clanes y no constituían una nación como lo entendemos hoy, sino que muchas veces existían asociaciones de clanes que a veces luchaban contra otros, pero que no formaban ningún tipo de imperio o estructura demasiado organizada.

Desde el punto de vista arqueológico se rastrea a los celtas hasta el segundo milenio antes de la Era Común, pero se les menciona más asociados a las culturas de los siglos V a II a.EC. que fue cuando comenzaron las conquistas romanas y fue cuando Julio César se los enfrentó en las campañas de las Galias.

Fue precisamente Julio César quien con sus informes nos legó las primeras informaciones de cómo vivían los celtas en la Galia, los Galos, hablándonos también de su religión y de los druidas.

Hay que tener en cuenta que Julio Cesar guerreo y salió victorioso de esas batallas; y que su percepción sobre estos pueblos no deja de ser fundada más que sobre un concepto militar; jamás conoció a este pueblo fuera del campo de batalla ni profundizo en sus creencias ni forma de vida.

Ya sabemos que la historia la escriben los vencedores y no siempre su concepto de la verdad es la “verdad”.
Hay otros escritores de la antigüedad que hablan sobre un conocimiento más profundo sobre esta cultura, pues se dedicaban a comerciar con ellos; estos tienen bajo mi humilde opinión más credibilidad en sus conceptos pues su convivencia con los pueblos celtas no estaba basada en actos belicosos.

Históricamente los celtas aparecen alrededor del siglo V a.E.C., en el Tratado de Geografía del historiador griego Hecateus de Mileto. Según este escritor, su lugar de origen fue la actual Alemania central, desde la cual, hacia el siglo IX, comenzaron a invadir las Galias, en oleadas continuas que no cesaron hasta el siglo II a.E.C. En el siglo VI atravesaron los Pirineos instalándose en la Península Ibérica, en el IV llegaron hasta Italia, donde se apoderaron de Roma en la batalla de Allia.

Por el oeste asolaron Hungría, llegaron hasta Grecia y cruzaron el Bósforo hasta el Asia Menor; dejando rastros de sus monumentos funerarios en países aún más al norte, como Polonia, Ucrania y Rumania.
Nunca llegaron a formar una nación, sino que conservaron el sistema de clanes.

Con respecto a su escritura hasta el siglo I d.E.C. sus inscripciones eran escritas en su alfabeto propio, el Ogham. Este alfabeto no parece haber sido de uso popular, sino empleado por los druidas en sus ritos mágicos y encantamientos.

Los lenguajes celtas incluían además del oghámico, el irlandés, el escocés gaélico, el galés, el bretón y el manx, de la isla de Man. Hasta el siglo V y VI de nuestra era las tradiciones se conservaban vía oral.
Los celtas no se llamaban así mismos con ese nombre, se cree que se auto denominaban con el nombre de su  clan y posteriormente como Irish gäels (Irlanda), Scott gäels (Escocia), brethons (Bretaña), Welsh (Gales), Brytons (Britania) o Celtiberos (Hispania).

Es importante aclarar que las tradiciones celtas se mueven dentro de un ámbito esencialmente chamánico, orientadas, difundidas y mantenidas por los druidas, lo que nos da la pauta de que tratamos con un pueblo mítico, mágico, donde no hay un límite entre lo que nosotros concebimos hoy en día como "real" y el mundo de los espíritus, sino que esa convivencia entre ambos mundos es algo cotidiano y normal así como y de la idiosincrasia de este pueblo.

Utilizaron (Edad de Hierro) pero no construyeron los Grandes Círculos Megalíticos; estos fueron erigidos 1000 años antes (Edad de Bronce), aunque sus prácticas rituales eran similares a las realizadas otros 1000 años antes en el Neolítico.

 

 

 

 

 


by-nc-nd

Los contenidos de esta web están bajo una licencia Creative Commons si no se indica lo contrario

 

 

 


This site are copyrighted and specific property of Rhiannon Arte Celta 2010